Estamos en el nuevo mundo financiero, las criptomonedas y el manejo de criptoactivos. Sin embargo, al ser algo innovador, aún debe superar algunas turbulencias. Y es por eso que hoy, te vamos a explicar una alternativa que pocos conocen, y es la posibilidad de asegurar estos activos.

¿A qué se debe el riesgo en las criptomonedas?

Las criptomonedas están denominadas como criptoactivos, porque son fruto de la tecnología, así que existen una amplia posibilidad de ser un objetivo de ataques cibernéticos, los cuales, vale mencionar, son muy frecuentes y aún es necesario perfeccionar la ciberseguridad.

El nivel de conocimiento informático de la mayoría de los inversores de este tipo de activos, es de bajo a medio, por eso, las posibilidades de ser víctimas de estos delitos, son un poco elevadas.

Antecedentes relacionados con el uso de seguros para criptoactivos

Así como el cerrajero te puede recomendar la adquisición de un seguro, para ampliar las garantías de un hogar protegido, es de suponer, que las posibilidades de un seguro para este otro tipo de activos, sea una opción… Y la historia lo avala.

En el año 2013, ya existían pólizas que se encargaban de cubrir cualquier intercambio de criptoactivos. Desde el año 2014, ya existía este tipo de pólizas en el mercado anglosajón, los cuales alcanzaban a cubrir el pago de rescates en criptoactivos e incluso el posible robo de estos activos por parte de cualquier empleado.

Para el año 2018, ya se había desarrollado un seguro que tenía la capacidad de cubrir las pérdidas de criptoactivos por ataques cibernéticos. Incluso, las pólizas de D&O (Directors and officers – Directores y funcionarios), estaban destinadas a cubrir supuestas pérdidas, por la negligencia a un directivo.

En la actualidad, existen aseguradoras que se han dado a la tarea de crear pólizas para activos digitales, orientadas hacia el almacenamiento seguro de las claves de dichos activos digitales.

Entonces, podrás encontrar en el mercado pólizas que están dirigidas a los inversores de criptoactivos, por lo que cubren la mayoría de los problemas que pueden presentarse, como lo son el robo, piratería o pérdida de los criptoactivos, desastres naturales, malware y mucho más, de hecho, las maneras de perder criptomonedas, es muy amplio.

Una oportunidad

Desde el año 2018, la Unión Europea (UE), ha estado trabajando con la firme intención de crear un marco jurídico que proteja a los usuarios y pueda potenciar al sector blockchain.

El resultado ha sido el nacimiento de un borrador del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los mercados de criptoactivos, por el que se modifica la Directiva (UE) 2019/1937, mejor conocido como el Reglamento MiCa.

El objetivo de MiCa, es crear un marco regulatorio que permita armonizar todos los Estados miembros de la UE, considerando para ello, las garantías que las empresas que prestan servicios relacionados con los criptoactivos, deben cumplir.

Hasta los momentos, gracias a la propuesta MiCa, se puede decir que un criptoactivo es una representación digital de valor o derechos, la cual puede ser transferida o almacenado de manera electrónica, con el uso de tecnología de registro descentralizado o alguna otra similar.